El Egüés en "Marca", diario de noticias y Video Natv

19 noviembre 20130 comentarios

HISTORIA MARCA

El futbolista del pueblo

  • Orbaiz empata en su estreno con el Valle de Egüés, el club de Tercera que preside su padre 

  • · "Es un orgullo jugar en esta categoría", asegura

Pablo Orbaiz cubre el balón ante el acoso de un rival / CRISTINA ABADIA (MARCA)

GONZALO VELASCO. HUARTE 17/11/13 - 18:10.
Hace apenas nueve meses, un gol de Pablo Orbáiz dejaba contra las cuerdas al Atlético de Madrid en la Europa League. El Rubin Kazan asaltó el Calderón en la ida de los dieciseisavos de final. 275 días después, ese mismo jugador disputó su primer partido con el Valle de Egüés, equipo amateur de la Tercera División navarra y donde también militaron en su día otros ilustres como Pachi Puñal o Fran Jusué.
Con el 8 a la espalda y en el equipo titular. Así fue el debut de Pablo Orbaiz con su nuevo equipo. Con 34 años, se volvió a calzar una botas de fútbol tras anunciar su retirada en verano. Disputó los 90 minutos en un partido que su equipo empató in extremis en campo del Huarte (1-1).
"Mi único objetivo es hacer deporte y pasármelo bien"
Campeón del mundo sub 20 -fue capitán de aquella selección en la que también estaban Casillas y Xavi-, Orbaiz ha militado en Osasuna, Athletic, Olympiacos y Rubin Kazan. Desde ayer defiende los colores del equipo 
de su pueblo: "Siempre fue un comentario de risa o broma entre la gente del Egüés. 
Poco a poco empezamos a entrenar y surgió la opción de hacer ficha", declara a MARCA.
El futbolista está encantado con esta posibilidad. Tras una dilatada trayectoria profesional, 
sólo desea disfrutar del fútbol de otra manera: "Lo que quiero es hacer deporte y pasármelo
 bien. Sé que a los seguidores y los chavales del Egüés les hace ilusión. A mí también. Es un 
orgullo jugar en la Tercera navarra".
El Valle de Egüés es algo más que el equipo de su pueblo. Es un club familiar. Su padre, 
Miguel Ángel Orbaiz, es el presidente. Lleva casi cuatro décadas al frente del club:
 "No he intervenido. Él ha querido jugar para mantenerse", explicó el mandatario. 
Hasta ayer, Pablo era el único de sus tres hijos que no había vestido la camiseta de su club
 pues con cinco años ya militaba en la cantera de Osasuna: "Me hará más ilusión cuando 
debuten los nietos", bromea el padre.
En el equipo están encantados por contar con un futbolista con su experiencia y calidad. 
Su entrenador, Ignacio Fanlo, destaca la humildad con la que aterrizó en el equipo:
 "Es el primero que recoge los balones. Es muy disciplinado. Todo lo que transmite es 
muy bueno para los chavales. Es un ejemplo a seguir. Verlo es una gozada".
Dentro del vestuario están encantados con su refuerzo. "Inculca valores muy humanos 
y futbolísticamente tiene mucha calidad y mucha visión. Es un referente para todos", 
admite Xabi Legarra. Jon Larráyoz es todavía más directo: "Para nosotros es lo máximo.
Por cómo es y cómo se comporta con nosotros. Jugando es muy bueno y luego es un
 tío de puta madre".


Su equipo de siempre

PABLO ORBAIZ
SE ESTRENA CON 34 AÑOS EN EL VALLE DE EGÜÉS, EL CLUB QUE LE VIO CRECER, CON LA INTENCIÓN DE SEGUIR DISFRUTANDO
PAMPLONA, M.J. ARMENDÁRIZ - Martes, 19 de Noviembre de 2013 - Actualizado a las 06:06h



¡vota!
 ¡comenta!
  • Mail
  •  
  • Meneame
  •  
  • Tuenti
  •  
  •  
  •  
Pablo Orbaiz, con los guantes de portero en el San Martín de Egüés.
Pablo Orbaiz, con los guantes de portero en el San Martín de Egüés. (Foto: cedida)
Vista:
  • Pablo Orbaiz, con los guantes de portero en el San Martín de Egüés.
EL destino le tenía abierta la puerta. Él dice que ha sido casualidad. Pero muchos soñaban con tener en el Egüés algún día a Pablo Orbaiz, campeón del mundo sub-20, internacional absoluto.
Pablo nació en 1979, cuando el equipo acababa de federarse y conseguía su primer ascenso a Primera Regional. Su padre ya era entonces el presidente del club, del que había sido uno de los fundadores, junto a Miguel Echarte y otros jóvenes de la zona. El equipo compitió por vez primera como federado en la campaña 74-75 y su primer gran logro fue el ascenso a Tercera, en la temporada 85-86, con Pedro Barandalla en el banquillo. Era la primera vez que un pueblo de 150 habitantes tenía un equipo en esa categoría. Pablo Orbaiz lo vivió con pasión. Era habitual verlo en los partidos, en los entrenamientos... Sus hermanos, Fran y Miguel, llegarían un día a jugar en Tercera División. Ahora el pequeño de los Orbaiz también entra en la historia del club.
No quiere protagonismo. Se esfuerza en ser uno más. No entiende el interés que despierta su presencia. "Yo sigo desconectado del fútbol profesional. Ahora lo que hago es entrenar, jugar a fútbol, que es lo que me gusta y estoy en mi casa todos los días. No he tenido la sensación de regreso al fútbol. Esto es otra cosa. Estoy jugando porque me gusta el fútbol. Otros van al gimnasio, van a correr... Hay quienes les gusta jugar a fútbol y se apuntan al Trofeo Boscos, a jugar a Fútbol 7... A mí me gusta este tipo de competición y he optado por jugar en el Valle de Egüés, porque conozco a la gente que lleva en el club toda la vida y estoy a gusto", comenta el jugador.
Asegura que no es algo que tuviera premeditado eso de colgar las botas en el equipo de siempre. "Para nada. Ha surgido así. Tenía la opción de entrenar en el Egüés, me han dado todo tipo de facilidades y al final se decidió hacer ficha".
Mantiene la ilusión de jugar y el fútbol aficionado le ofrece su cara más amable. "Estoy jugando a fútbol y estoy en casa, con la gente que conozco de toda la vida... Por supuesto que se disfruta. Es completamente diferente".
El vestuario le ha recibido con los brazos abiertos. Desde que empezó a entrenar hace ahora unas semanas, se ha integrado bien en el equipo. "Son deportistas, gente normal a la que le gusta jugar a fútbol. Son buenos compañeros y yo también intento serlo".
Recuerda con cariño sus primeras patadas al balón en el campo de San Martín en Egüés. "El Egüés es un equipo al que he seguido toda mi vida, allá donde estuviera. Siempre he estado al tanto de lo que hacía, de cómo iba... Desde pequeño tenías el campo en la puerta de casa y estabas todo el día en la calle. El club era una familia y nos conocíamos todos, porque tampoco éramos muchos. Jugadores, entrenadores, directivos... Supongo que ahora les hará ilusión que esté en el equipo".
SEGUNDO CAMPEÓN DEL MUNDO No es Pablo Orbaiz el único campeón del mundo que se ha refugiado en la Tercera División y, curiosamente, en el Egüés. Fran Jusué ya fichó en 2010 por el equipo que juega en Sarriguren. Ambos se proclamaron campeones del mundo sub-20 en Nigeria en 1999 junto a Iker Casillas, Xavi Hernández, Carlos Marchena, Dani Aranzubia, Yeste... Jusué recaló en Tercera en el Lourdes, el equipo donde tenía a sus amigos, y después, como vivía en Pamplona, acabó su carrera en el Egüés.

Los equipos la frase

PABLO ORBAIZ LESAKA
· Lugar y fecha de nacimiento. Pamplona, 6 de febrero de 1979. Tiene 34 años.
· Carrera profesional. Debutó en Primera División el 9 de septiembre de 2000 en el Deportivo-Athletic. Salió de la cantera de Osasuna, participó en su último ascenso, estuvo once años en el Athletic y también ha jugado en el Olympiacos y el Rubin Kazan. Ha sido campeón del mundo sub'20 y tres veces internacional con la selección absoluta.
1996-97 Osasuna (Segunda)8 partidos
1997-98 Osasuna (Segunda)6
1998-99 Osasuna (Segunda)26/1 gol
1999-00 Osasuna (Segunda)29/1
2000-01 Athletic 27
2001-02 Athletic 26/1
2002-03 Athletic 5
2003-04 Athletic 26
2004-05 Athletic 35/3
2005-06 Athletic 36/3
2006-07 Athletic 9
2007-08 Athletic 23
2008-09 Athletic 30/1
2009-10 Athletic 20/1
2010-11 Athletic 26/1
2011-12 Olympiakos (Grecia)38/1
2012-13 Rubin Kazan (Rusia)36/1
"El Egüés es un equipo al que he seguido toda mi vida, allá donde estuviera"
PABLO ORBAIZ
Jugador del Valle de Egüés

Entrena con su hermano a un equipo infantil

La presencia de Pablo Orbaiz en el Valle de Egüés no se limita a su participación en el equipo de Tercera. También ayuda a su hermano Fran a entrenar a uno de los equipos de la cantera del club. "Llevamos un equipo de Segunda Infantil. Los chavales son fenomenales, tienen mucha ilusión y muchas ganas de aprender. No dejan de ser chavales de 12 años con muchas cosas por delante. Se ve el fútbol desde otro punto de vista. Quieres meter los goles, pero no puedes", bromea. No se plantea tomarse en serio lo del banquillo. "Por ahora es un hobby. Me gusta el fútbol y es una manera de ayudar en la formación de los chavales. No me planteo nada más". Eso sí, es un sueño para él ver la estructura que tiene actualmente el Valle de Egüés, un club que él conoció con un solo equipo. "Con los años las cosas van cambiando gracias al esfuerzo desinteresado de mucha gente, que dedica su tiempo con ganas de ayudar. Pasa en el Valle de Egüés y en tantos equipos como este que hay en estas categorías, donde hay personas que trabajan mucho para dar a los chavales la oportunidad de hacer deporte".

Share this article :

Publicar un comentario

los comentarios que sean anonimos y sean ofensivos ó hirientes sobre una persona, no seran publicados

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. Valle de Egüés - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger